NaturSaludGallart

Las recomendaciones de expertos que debemos tener en cuenta sí o sí en nuestra rutina de belleza para cuidar nuestra piel durante el otoño, y a la vez, prepararla para el invierno

Los cambios de estación afectan al estado de nuestra piel, al igual que ocurre con nuestro cabello. La llegada del frío y la bajada de temperaturas hacen que el cutis pueda sufrir más de lo habitual. Por ello, adaptar nuestra rutina de belleza es algo fundamental.

Existe una explicación de por qué ocurre esto, y es que está demostrado que debido al frío la vascularización de la piel se resiente debido que los vasos sanguíneos se estrechan y, por tanto, la circulación de la sangre es más lenta de lo normal.

Según afirman desde la firma de alta cosmética Bruno Vassari, “nuestras células cutáneas reciben menos oxígeno y nutrientes, de ahí que nos veamos un aspecto más cansado y desvitalizado”. Además, las bajas temperaturas también influyen de forma directa en las glándulas sebáceas, ya que se produce menos sebo y por ello, el cutis está más expuesto a las agresiones externas.

– Este sérum de Identy Beauty se ha agotado en menos de una semana porque no solo protege e hidrata la piel, también actúa como una prebase de maquillaje

– Este es el sérum de vitamina C preferido de las mujeres entre 20 y 60 años porque deja la piel hidratada y luminosa (y se vende en Laconicum)

Por este motivo, y con el fin de averiguar cómo debemos adaptar nuestra rutina de belleza en esta nueva estación del año, hemos hablado con expertos en ‘skincare’ para que nos digan cuáles serán las necesidades de nuestro cutis durante estos meses.

Limpieza e hidratación
Lo primero que debemos hacer es analizar nuestra piel. Y, por supuesto, el primer paso de toda rutina de belleza es la limpieza facial. En este cambio de estación lo ideal es cambiar los limpiadores jabonosos por otros que limpien de manera más suave.

El segundo paso es la aplicación del tónico. El truco, según explica Rubén Rubiales, licenciado en farmacia y CEO de Lesielle, está en “aplicarlo después de limpiarse la cara y antes de la crema de tratamiento”. Para un mayor efecto recomienda “aquellos ricos en extractos calmantes y antioxidantes para devolver la piel a su estado inicial”.

Pero también es importante saber que cuando llega el frío, la dermis se deshidrata con mayor facilidad y, por ello, los productos hidratantes jugarán un papel clave en nuestra rutina diaria.

“Seguramente nuestro cutis necesite una hidratación diferente al verano, ya que por lo general tenderá a estar más seca por la menor humedad y la temperatura del otoño”, explica Rubiales. Para ello, es recomendable “buscar una nueva crema acorde a tu nuevo “tipo de piel””.

Algo que nos ayudará, independientemente de los cosméticos que utilicemos, será optar por duchas templadas. “Aunque puede ser tentador tomar baños muy calientes ahora que comienza el frío, lo mejor es optar por una temperatura más suave”, aconseja el especialista.

Adiós a las manchas
Para Gema Cabañero, directora de la Clínica ‘antiaging’ y estética avanzada que lleva su nombre, además, el otoño es el momento perfecto para realizarnos tratamientos que ayuden a acabar con las manchas del rostro y cerrar el poro. “Por ejemplo, con luz pulsada intensa, que no están recomendados en verano por la incidencia del sol”, afirma. Uno de los que ella recomienda es el sistema Ellipse e I2PL, que difuminan la hiperpigmentación, rejuvenecen y producen también efectos revitalizantes para recuperar la piel tras los meses calurosos y prepararla para el invierno.

Principios activos imprescindibles
Por supuesto, además de ponernos en manos de profesionales en cabina, también hay que cuidarse desde casa. En este sentido, para Cabañero, hay dos ingredientes claves que deben incluir nuestras cremas faciales: la vitamina C, para prevenir la oxidación y devolverle la luminosidad; y el ácido hialurónico, para una mayor elasticidad e hidratación.

Mayor preocupación por las zonas sensibles del rostro
Debido a la deshidratación que ocasionan las bajas temperaturas, las zonas sensibles pueden verse más afectadas.

Tal y como argumenta Rocío L. Cuesta, doctora en Farmacia y CEO de Alma Secret, resultará básico hidratar de forma diaria y en profundidad la zona del contorno de ojos “para fortalecer la delicada piel del contorno, que tanto cuidado necesita durante esta época del año”. Por ello, un producto específico se convertirá en nuestro mejor aliado.

Protección solar también en invierno
Se suele pensar que no es necesario utilizar protección solar una vez que finaliza el verano, sin embargo es una falsa creencia. “Aunque la radiación solar en invierno no es tan agresiva, no debemos bajar la guardia y debemos seguir protegiendo la piel del sol de forma diaria”, aseguran desde Bruno Vassari. Algo en lo que también coincide Gema Cabañero porque “la protección solar hay que utilizarla todo el año, por ejemplo usando cremas hidratantes o de tratamiento con SPF, o una base de maquillaje que la integre”, puntualiza.

Además, “protege contra la luz azul de las pantallas, que según varios estudios tienen efecto pro-envejecimiento sobre la dermis, a las que por lo general estaremos más expuestos que en verano”, añade Rubén Rubiales.

Un cuidado especial por el Covid-19
La pandemia del coronavirus ha afectado totalmente a nuestra rutina diaria, y también a la de belleza. El uso obligatorio de mascarillas crea más humedad y acumulación de grasa, suciedad y microorganismos, y por esta razón “es aconsejable siempre lavarla con gel especializado al llegar a casa y utilizar exfoliantes para limpiar la cara”, afirma Rubiales.

Por su parte, el experto también recomienda tener una toalla pequeña para cada día de la semana y utilizarlas solo una vez para limpiarnos la piel de la forma más higiénica posible. “De esta forma evitaremos bacterias que han podido crecer en la toalla desde el anterior uso”, puntualiza.

Cuidarse por dentro y por fuera
Además de mimar nuestra piel por fuera con los productos y tratamientos necesarios, la especialista Gema Cabañero asegura que “la nutricosmética facial ayuda a regenerar las células aportando nutrientes y proteínas para lucir un cutis renovado, joven, elástico y de aspecto uniforme”.

Para ella, “es conveniente, una o dos veces al año, facilitarle al organismo su tarea de depuración con un tratamiento que lo limpie y ayude a eliminar sustancias tónicas”. Una de sus recomendaciones es el Plan Detox de 180 The Concept que “detoxifica y elimina las impurezas que hacen que la dermis este apagada, deshidratada, cansada y envejecida”.

Por supuesto, tal y como comentaban antes los expertos, el hecho de adaptar nuestra rutina de belleza a la nueva estación con el fin de preparar la piel para el invierno es algo básico.

Fuente: Woman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat