NaturSaludGallart

La importancia de añadir a la dieta suplementos de vitaminas D3 y K2

A pesar de ser dos de las vitaminas del grupo de las liposolubles, son de vital importancia para la prevención de enfermedades óseas y del aparato circulatorio. No se han evidenciado efectos tóxicos por la ingesta de vitamina K en individuos sanos, pero está contraindicada en personas que toman medicación anticoagulante.

La sinergia de las vitaminas D3 y K2 es imprescindible para mantener en óptimas condiciones el sistema esquelético. Estudios realizados sostienen que las mujeres postmenopáusicas de algunas zonas de Japón muestran menos signos de envejecimiento y prácticamente nulos problemas circulatorios y de osteoporosis.

Las principales fuentes de la vitamina K2 son el natto (soja fermentada consumida principalmente en Japón) y el hígado de ganso. También la encontramos, ya en menor cantidad, en carnes y quesos, especialmente los de vacas criadas con pasto verde.

Los alimentos ricos en vitamina D3 son el aceite de hígado de bacalao, sardinas, atún, salmón, quesos, champiñones, huevos, leche y yogur.

La vitamina K2 participa en el metabolismo de una de las proteínas GLA (aquellas que contienen en su estructura 3 residuos del aminoácido gamma-carboxi-glutámico) relacionada con la mineralización del hueso. Nos referimos a la osteocalcina. Ésta, en presencia de calcio, estimula la unión de la hidroxiapatita a la matriz ósea. Existen investigaciones que sostienen que la vitamina K, debido a su relación con las proteínas GLA, inhibe la calcificación de los vasos sanguíneos.

La vitamina D3, por su parte, regula la calcemia, junto a la calcitonina y la paratohormona. El mecanismo de acción es estimular la síntesis de proteínas implicadas en los procesos de absorción o reabsorción de calcio y fósforo. Específicamente aumenta la absorción de calcio y fósforo en el intestino delgado, incrementa la fijación del calcio y fósforo en la matriz ósea.

Una parte de la población es deficitaria en estas vitaminas y por ello es importante complementar la dieta con suplementos ricos en vitaminas D3 y K2.

3 thoughts on “La importancia de añadir a la dieta suplementos de vitaminas D3 y K2”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *