NaturSaludGallart

Agua de mar: Fuente de vida

Empezaremos por definir lo que es la homeopatía. Se dice que lo que cura mata, esto es cierto, todos los excesos son malos. La homeopatía dice que una sustancia que puede provocar efectos indeseables en una persona,  si se administra en dosis bajas, puede restablecer los síntomas que ha creado. Esta es la Ley de los Semejantes.

 

Con esta definición, esperamos dejar claro que por muy buenas propiedades que tenga el agua de mar para el organismo, tanto en su uso externo como interno, nunca debemos excedernos en su consumo interno. A lo sumo 250 c.c. por día si es hipertónica, es decir, sin diluirla con agua dulce. La ingesta excesiva de la misma, nos podría llevar a una deshidratación y a consecuencias fatales. ¿Pero quién no ha tragado un poco de agua nadando en la playa alguna vez?

El agua de mar se puede tomar en proporción de 1/3 junto con 2/3 de agua natural y zumo de limón.

Nosotros procedemos de un organismo unicelular que se originó en el medio marino. Tengamos presente que nuestras lágrimas y secreciones son salinas y los sueros endovenosos que nos ponen en los hospitales son al 0,9%, mientras que el agua marina tiene un 33% de salinidad siendo ésta hipertónica. Es por ello el consejo de diluirla o beber mínimas cantidades.

 

Los Dres. Madeleine C. Weiss, Filipa L. Sousa, Natalia Mrnajavac, Sinje Neukirchn, Mayo Roettger, Shijual Nelson-Sathi & William F. Martin, de la universidad Heinrich Heine de Düsseldorf, tienen publicado un artículo con número 16116 en la revista del 2016 Nature Microbiology tituladoThe physiology and habitat of the last universal common ancestor”.

 

Las enfermedades se crean en ambientes acidóticos y anaeróbicos, es el caso del cáncer y otras muchas enfermedades y dolencias. El agua de mar tiene un pH de entre un 7,5 y un 8,5 por lo que es bastante alcalina. El pH de nuestra sangre oscila entre un 7,35 y un 7,45, estos valores deben permanecer constantes sin alterarse.

 

PROPIEDADES DEL AGUA DE MAR

 

  • Al ser alcalina, elimina el exceso de acidez de las células de nuestro cuerpo.
  • Detoxifica y drena nuestro organismo de toda toxicidad.
  • Es laxante y diurética.
  • Contiene prácticamente toda la tabla periódica de los elementos, por lo tanto es un excelente nutriente al ingerirla en dosis moderadas.
  • Posee un efecto regenerador y reparador de lesiones.
  • Combate resfriados y congestiones del aparato respiratorio.
  • Combate la osteoporosis y otras patologías del aparato locomotor.
  • Cuando la tomamos isotónica regula la presión arterial.
  • Es buena para la acidez de estómago.

 

En las farmacias se puede encontrar en diversas presentaciones e incluso los supermercados la venden para cocinar, pero siempre será mejor obtenerla directamente del mar y filtrarla con un paño, dado que de esta forma se obtiene vitalizada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *